El uso del dinero en efectivo está perdiendo fuerza,

El uso del dinero en efectivo está perdiendo fuerza, pero los rumores sobre su muerte podrían haber sido exagerados. Más allá de la reticencia de algunas sociedades a olvidar los billetes y las monedas, pagar en efectivo sigue siendo el método más eficiente en términos de coste y rapidez cuando se acude a un comercio físico. Además, el efectivo sigue dotando a los ahorradores de un activo para diversificar su riqueza líquida y no depender de un intermediario. En cuanto a la eficiencia de costes y velocidad, según publica el Bundesbank, los pagos en efectivo hasta 50 euros son más rápidos y baratos que los que se realizan con tarjeta PIN o con firma. El estudio llega a la conclusión de que "todavía es el método más rápido y efectivo en términos de costes para los pagos en un punto de venta".

Data publicació: 21/02/2019
Tornar al llistat

Aquest lloc web utilitza cookies pròpies i de tercers per a millorar els nostres serveis segons les seves preferències de navegació. Si continua, entenem que accepta el seu ús. Pot informar-se sobre la nostra política de cookies aquí.