El TS recorta la deducción fiscal del ISD por parentesco si no se aplica a tiempo.

El Alto Tribunal fija doctrina y establece que un heredero que recibe una herencia en dos tiempos (una parte al fallecer uno de los padres y la totalidad, al fallecer el segundo) no puede aplicarse la totalidad de la deducción fiscal al final, en la consolidación de la herencia, si no se aplicó la parte correspondiente cuando recibió la primera parte de la misma. Por tanto, fija que cuando ha prescrito el derecho de la Administración a practicar liquidación por la herencia en la que se desmembró el dominio, cabe aplicar la parte de la reducción restante por parentesco en la consolidación del dominio, pese a que no se aplicó ninguna reducción con ocasión de la adquisición de la nuda propiedad.

Data publicació: 7/11/2024
Tornar al llistat